Breus:

Enllestit el tema de la nostra presentació! mireu-ho. Siusplau, passeu-me una imatge, una font, i digueu-me quin nick voleu dur.

dimarts, 29 d’abril de 2008

Operación Cuartel de las Curvas: Éxito Total

Hey, hey!
Como se que los demás holgazanes no se van a dignar a dar su punto de vista del combate del fin de semana pasado en Ribesalbes, creo que a los ausentes les puede gustar saber en qué consistió el fregao y pq me gusta hacerlo, yo sí voy a rellenar el informe de batalla.
Salimos el viernes por la tarde y tras un buen tramo de autopista nos enfrentamos a la decisión de buscar un camino mejor y desconocido o seguir la ruta obvia, que mi padre me había dicho que era un poco infernal. Probamos la primera opción, creímos y muy probablemente nos perdimos así que volvimos atrás y constatamos, por si acaso, que la ruta obvia, era un infierno sinuoso. Finalmente llegamos al susodicho polideportivo.
Como Saito remarcó acertadamente, aquello parecía un cuartel militar paintbolero, todo lleno de peña con ropa de camuflaje y muchas birras encima. La verdad es que el rollito molaba pero en esos ambiente hay muchos elementos "curiosos" por decir algo. Los Xyphos estaban allí, en sus salsa por que conocían a mucha gente aunque fumaban una hachis venenosísimo.
A la mañana siguiente con relativa diligencia, empezó el percal. Durante la primera partida, a nosotros, los amarillos nos tocó defender 4 banderas. El juego estubo muy guapo aunque nos aplastaron. Yo creo que el campo no estaba del todo bien diseñado aunque estaba muy guapo, por eso luego quitaron esa bandera en el búnker de los infables. Cuando nos tocó atacar, creo que conseguimos alguna bandera pero no todas y ellos ganaron. El juego de las banderas me gustó mucho pq le añade factores estrategicos extra que molan mucho. Para variar nos faltó un poco más de coherencia de escuadra pero creo que eso le pasaba a todo el mundo. Las armas automáticas abundaban y en los cara a cara la cosa estaba chunga pero aún así yo me quedé muy a gusto tanto con la gente que mate como cuando evité que me mataran aunque lo hacían a menudo. Hay que añadir que muchos de los combatientes era bastante miedicas, disparando desde muy lejos con sus súperrafagas y que había que chillarles un poquillo para que avanzaran. Por esa falta de apoyo vi al valiente Saito morir dos veces.
El siguiente juego era igual pero solo el presidente podia cambiar las banderas y si moria el equipo perdía. Ahí, los amarillos tras una pequeña compensación en los equipos les fundimos en una oleada destructiva muy guay. Además tengo el honor de ser el que, entre los 6 o 7 que acorralamos al último de los suyos, el presidente, se plantó delante y a pesar de la ráfaga automática que me mató, tuve tiempo de pegarle un tiro en el jeto y matarlo. JAJAJAJAJA A la siguente ronda también les ganamos aunque fue mucho más rápida, creo que su presidente no se protegió muy bien.
Esa noche, nos cenamos una deliciosas pizzas y estubimos discutiendo sobre cine de calidad, burros en las despedidas de soltero, la calidad intrínseca del kalimocho y otras lindezas por el estilo que quizá mis compañeros puedan comentar.
Al día siguiente, mucha peña se había ido. Y además, tras una primera batalla a conquista la bandera, en la que creo que ganamos pero en la que no hice gran cosa, a un tipo le robaron su botella de aire. Estuvimos un buen rato parados, la peña se fue y la cosa se desanimo. Sólo quedo tiempo para una última partida en la que unos cuantos amarillos en los que sólo había un merk, yo (cobardes!), defendíamos la casa de los rojos. Oh! esa partida fue grandiosa, los amarillos iban cayendo y ninguno se regeneraba mientras los rojos venían. Al principio de esa partida me aposté en un buen lugar y con toda la paciencia del mundo, esperé a que salieran primero uno y luego otro y los maté sin que supieran donde estaba hasta que ya estaban muertos. Luego me fui al lado de la bandera y peleé como un león hasta que no me quedaron bolas. En ese tiempo maté a muchos rojos cambiando de posición constantemente y manteniendo a raya a algunos más. Si todos los merks hubiésemos estado ahí, otro gallo habría cantado. Esa última partida fue increíble. Perdonadme que me regodee pero fue brutal.
Y luego el largo camino a casa. Y luego hasta la próxima! Supongo que en verano después de los exámenes, no? Molaría montar al de Tarraco con el máximo de peña posible y buscar algún otro Big pq está muy guapo el tema. Ale. Saito, Muri, Rauels me gustaría oíros... y escuchar vuestras hazañas.

4 comentaris:

Sarge ha dit...

Bueno, m'havia currat un comentari més o menys guapo pero la he liat i se m'ha borrat... Basicament felicitar a tots per extendre la llegenda Merk, al visperas per currar-se l'informe de batalla, que als que no hem anat sempre ens mola poder-lo llegir, i felicitar-lo per el cap del president enemic. Well done Vispe!

Doncs res nois, fins aviat espero!

Semper fi!

Sarge.

Saito ha dit...

Sí señor! qué informe! i qué merkazo que tenemos en el equipo! como no, con su modestia aparte, los merks volvieron a contar con uno de los grandes en su equipo... en donde no hay héroes, ellos los ponen... hay que decir que el presidente solo moria de headshot... i quien sinó un merk acataría tal reto, i seria capaz de llevarlo a cabo??? Señores empieza la leyenda!

Aupa Visperas, killer president!

Aupa Merks. Un equipo valiente que sabe poner dignidad i honor en los momentos que màs hace falta!

Muri ha dit...

Gran informe de batalla soldado Vísperas! El magnicidio que llevaste a cabo forma ya parte de la historia militar, como también la forma de escaquearnos los demás en la última partida jeje.....Y hay que tener en cuenta que después de ese esfuerzo final aún te tocó conducir hasta Barcelona....lloverán medallas muy pronto, seguro!

Por mi parte coincido con el análisis que has hecho: mucha adrenalina, mucha diversión y demasiado cobarde suelto.

De mi propia cosecha solo puedo puedo apuntar que una vez más me arrastré, me clavé arbustos y me bolearon hasta el ojete, pero valió la pena, porque aprendes y conoces a gente que de verdad sabe (Emiliano, los gaditanos,...). En la penúltima partida defendí a muerte la bandera de los hinchables, pero después me informaron que esa bandera no valía. Ahora sé como debieron sentirse los chicos de la Colina de la Hamburguesa. Y todo ello con mi habitual vestimenta. Ya sabeis lo que dicen: el camuflaje es para maricas.

Nada más por mi parte. Saludos señores.

Arriba Merks

Saito ha dit...

ajajaja, qué grande muris!!!

al llegar a casa, me conté hasta 11 impactos en mi cuerpo! ya ves que también salí boleao hasta el ojete!

No exagero, 11 lindas marcas violàceas manchavan, mi pàlida piel, de color!

P.D: Raul, no penso casarme amb tu! trenquem peres!, no hi ha qui et suporti quan intento dormir!!! jajajaja